4/9/09

MAPA DE LOS SONIDOS DE TOKIO


Cómo envidio a Isabel Coixet. No sólo por su talento, que lo tiene, si no por la posibilidad de rodar y vivir el cine desde otros países con todo lo que ello conlleva. Así que aviso que esta crítica va desde mi más sincera envidia.

La película no decepcionará a los fans de la directora, entre los que me incluyo, pero sin llegar a convencer o a emocionar tanto como obras anteriores. Genial el reparto japones encabezado por la gélida Rinko Kikuchi, toda la estética visual y la esencia del guión, un guión que al desarrollarse va fallando para mi en la interpretación y evolución del personaje principal a cargo Sergi López: un error de casting garrafal que casi consigue arruinarlo todo.

La cinta se salva, sale a flote (aunque el sushi casi termina ahogado en ketchup) y el sabor que queda es agridulce y melancólico. Qué mala es la envidia.

Jimmy Trash